Perfil de defensor: Jean-Pierre Okenda, Defensor de derechos humanos de la República Democrática del Congo

26.10.2015

Tras trabajar varios años con organizaciones de derechos humanos, Jean-Pierre Okenda tomó su propio camino para mejorar el impacto que los proyectos extractivos tienen sobre los derechos humanos en su país. 

.This article is also available in English, here.

Article disponible en français ici.

Tras trabajar varios años con organizaciones de derechos humanos, Jean-Pierre Okenda tomó su propio camino para mejorar el impacto que los proyectos extractivos tienen sobre los derechos humanos en su país. Como coordinador de una plataforma de organizaciones de la sociedad civil que trabaja temas relacionados con el sector minero, su labor abarca, principalmente, la inmersión en libros y textos, pero también incluye el relacionamiento con personas. ISHR habló con el Sr. Okenda en el marco de una reunión de la Comisión Africana para escuchar su historia.

Definir el problema en la RDC

En el contexto de la RDC, resultaba absolutamente crítico el redirigir mi trabajo para esclarecer la conexión existente entre los derechos humanos y el sector extractivo, lo que significaba investigar. Significa entender qué está en juego a nivel mundial sobre esta cuestión. Significaba explicar cómo las relaciones bilaterales y los tratados de inversión realmente impactan a los ciudadanos y ciudadanas comunes y sus derechos.

El objetivo del Sr. Okenda no es la investigación por la investigación en sí misma. Su objetivo es desarrollar redes, capacitación y herramientas para empoderar a las comunidades afectadas y a otras organizaciones para documentar, comprender y evaluar mejor los impactos sobre los derechos humanos de un determinado proyecto.  También hace hincapié en el papel de la investigación para fortalecer la comprensión de la población sobre los vínculos existentes entre los derechos humanos, las industrias extractivas y los impuestos, ingresos y otras cuestiones "técnicas". Así mismo, insta a las reformas legales para ayudar a proteger los derechos humanos a nivel local.

Desde el principio

Desarrollar relaciones con el gobierno y las empresas es un reto - pero es posible, si uno entiende de dónde parten.

Envié un cuestionario sobre derechos humanos a las autoridades locales y nacionales, y ¿sabes qué? Aparte de una pequeña cantidad de familiaridad general a nivel central, había un vacío total en términos de conocimiento sobre derechos humanos. Esto dejó claro que, a veces, las violaciones surgen debido a esta falta de conocimiento o capacitación. Y, sin embargo, ¡siguen siendo ellos los responsables por la protección y la realización de estos derechos!

"Es importante que sepan lo que estamos buscando cuando llegamos y pedimos tal o cual documento", añadió.

Lo mismo se aplica a las empresas. Ellas se limitan a dos cosas: al marco legal y a las prioridades y políticas internas de la empresa. Si no tienen una política interna, es probable que no sepan nada de derechos humanos. Para lograr que las empresas reflexionen sobre los derechos humanos, es fundamental utilizar un lenguaje que entiendan, el lenguaje profesional.

Con el objetivo de insistir más en el empoderamiento de las comunidades locales y la sociedad civil para que actúen, el Sr. Okenda señaló la importancia crítica de haber descentralizado las instituciones de derechos humanos, gracias a lo cual, hasta las comunidades alejadas de Kinshasa podrán buscar recursos y asistencia para combatir violaciones y abusos. "Hay un movimiento mundial creciente hacia una mayor participación de la sociedad civil en las decisiones relacionadas con el establecimiento de políticas y la planificación, además de la implementación. Tenemos que ver esto aplicado también al ámbito extractivo".

Es importante la participación a nivel internacional de las comunidades locales en la discusión en torno a los derechos humanos y las empresas. Pero la capacidad de participación es limitada, afirma el Sr. Okenda, y así, aunque los derechos humanos sean fundamentales para la resolución del tema en cuestión, siempre estarán limitados por la hipocresía de los gobiernos, por el neoliberalismo, la crisis financiera y otras preocupaciones geoestratégicas.

Los riesgos para defensores y defensoras son flagrantes y generalizados

Para el Sr. Okenda es claro: los riesgos sí que existen, para todas y todos los defensores de derechos humanos, entre ellos la intimidación, ataques violentos, denuncia y enjuiciamientos abusivos. El problema para aquellos que trabajan en temas de inversión e industrias extractivas es que, a veces, estos riesgos provienen de las mismas personas o instituciones (por ejemplo, agencias gubernamentales) que deberían estar protegiendo a la gente.

Así, según el Sr. Okenda, los defensores y defensoras se enfrentan cada día a un dilema personal - hacer lo que piensan que es lo correcto y defender los intereses de la comunidad, o bien, proteger su propiedad, su vida y la de sus familias.  Además de los riesgos evidentes, algunos/as defensores/as se enfrentan a la presión de sus propios familiares, quienes se preocupan por el impacto del trabajo de defensa de los derechos sobre su seguridad y sanidad. "Cuando la familia se vuelve vulnerable, tú también te encuentras realmente debilitado".

 Sin embargo, el Sr. Okenda concluye:

Incluso si hay riesgos, incluso si nosotros, los defensores de derechos humanos, enfrentamos una derrota o perdemos la paciencia, es esencial seguir alzando la voz. El silencio es la amenaza más grande.

El Sr. Okenda se mantiene optimista sobre su trabajo. Son claves los esfuerzos para alentar al gobierno a reconocer a las y los defensores de derechos humanos, y - junto con los actores corporativos - verles como socios en vez de adversarios.

 

En los días y semanas previas al Foro de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos, ISHR publicará una serie de artículos por expertos emergentes incluyendo a personas defensoras de derechos humanos, a representantes de la ONU, a diplomas, a empresas y a ONG internacionales. Cada artículo incluirá un análisis del importante papel de las personas defensoras de derechos humanos y estará recopilado en una edición especial del Human Rights Monitor de ISHR, que se lanzará en inglés, francés y español el 9 de noviembre. Los puntos de vista expresados son personales y no necesariamente representan la posición de ISHR.

 

Category:

Region
  • Africa
Topic
  • Corporate accountability
  • Human rights defenders
Country
  • Congo (Kinshasa)