Defensora de derechos humanos hondureña condenada a 18 meses de cárcel por protesta pacífica

02.04.2015

ISHR expresa su preocupación por la aparente criminalización de la respetada defensora de derechos Gladys Lanza Ochoa y hace un llamado al gobierno hondureño a que tome pasos para proteger a ella y a otros activistas en el país en general

This article also exists in English, here.

El Servicio Internacional para los Derechos Humanos (ISHR por sus siglas en inglés) expresa su grave preocupación por la defensora de derechos humanos hondureña, Sra. Gladys Lanza Ochoa, quien fue condenada el pasado 26 de marzo, a 18 meses de cárcel, al haber sido condenada por los delitos de ‘difamación y calumnia.’ Actualmente, sus abogados han presentado una apelación ante la Corte Suprema.

Recientemente, Front Line Defenders reportó el caso de Lanza Ochoa (versiones inglés y español), como un ejemplo de la criminalización frente al derecho a la libertad a la protesta, asociación pacífica y a la libertad de expresión.

Gladys Lanza Ochoa es la coordinadora del Movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla. Los cargos contra ella están relacionados por su trabajo en apoyo de una exempleada de la Fundación para el Desarrollo de la Vivienda Social, Urbano y Rural (FUNDEVI), quien fue despedida después de sufrir un periodo alargado de acoso sexual por el Director Ejecutivo de dicha empresa.

Como parte de las actividades, la organización Visitación Padilla llevó a cabo una demonstración pacifica afuera de las oficinas de FUNDEVI, colocaron postales y emitieron comunicados en apoyo a la víctima, cuya declaración de acoso sexual fue anulada en un proceso de apelación.

La sentencia forma parte de una larga historia de ataques en contra Gladys Lanza Ochoa y así como de defensoras de derechos humanos en el país.

‘Mujeres defensoras de derechos humanos en Honduras trabajan bajo circunstancias sociales y políticas extremamente peligrosas, están en riesgo cada vez que defienden a otros hondureños,’ explicaron Front Line Defenders.

Estos eventos son preocupantes teniendo en cuenta frente a los pendientes del Congreso Hondureño de fortalecer y promulgar la propuesta de ley que protege a personas defensoras de derechos humanos.

En diciembre del año pasado, ISHR, urgió el gobierno hondureños consultar con la sociedad civil el desarrollo e implementación de la ley, cuya proceso actualmente se encuentra detenido.  

ISHR también subrayó los riesgos adicionales que enfrentan defensoras de derechos humanos y aconsejó que el gobierno hondureño toma acciones para acabar con la criminalización de activistas en su país.  La Corte Interamericana de Derechos Humanos también enfatizó que la ley debe de ser ‘aprobada inmediatamente’.  

La sentencia de la defensora de derechos humanos Gladys Lanza Ochoa ocurre justo antes el próximo Examen Periódico Universal en mayo 2015. ISHR ha publicado los informes informativos en inglés y español para asistir a los Estados y otros actores claves para formular preguntas y recomendaciones con respecto a la protección de los defensores de derechos humanos en el país.

‘La sentencia de Lanza Ochoa es sumamente preocupante y refleja la represión persistente del espacio de la sociedad civil en Honduras, especialmente para defensoras de derechos humanos’ dijo Ben Leather of ISHR. ‘Exigimos que el gobierno hondureño garantiza el debido proceso rápido, completo y transparente para  Lanza Ochoa en su apelación en el Corte Suprema.

Para más información, contacta Ben Leather de ISHR a b.leather@ishr.ch

Traducción de este artículo del inglés al español elaborada por Dana Preston. JASS (Asociadas por lo Justo) Oficina Regional México-Mesoamérica.

Category:

Region
  • Latin America and Caribbean
Topic
  • Human rights defenders
  • Women's rights and WHRD
Country
  • Honduras