América Latina: ONU señala la necesidad de proteger a defensores/as en Colombia, Guatemala y Honduras

23.03.2016

Estados y ONG hacen un llamado para la protección de defensores/as, en particular quienes defienden el derecho a la tierra, mientras la Oficina del alto Comisionado de la ONU para los Derechos Himanos subraya su situción precaria en America Latina

To read this article in English, click here!

(Ginebra) – Hoy Estados y ONG expresaron su preocupación por los riesgos que enfrentan los defensores/as de derechos humanos en América Latina en respuesta de la presentación de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) de sus informes sobre Colombia, Guatemala y Honduras para el Consejo de Derechos Humanos.

Colombia: Protección de defensores/as de derechos humanos esencial para la paz y el desarrollo sostenible

SIDH intervino con una declaración a nombre de una coalición de ONG recientemente entrenadas por SIDH en Bogotá, con el argumento que los próximos acuerdos de paz representan una gran oportunidad de transición que se desperdiciará si Colombia no protege a sus defensores/as de derechos humanos y tampoco garantiza que las empresas respeten los derechos humanos.

‘No puede haber paz sin derechos humanos y no habrá derechos humanos si defenderlos lo pone en riesgo,’ dijo Ben Leather del SIDH al Consejo. El informe de la OACDH aludo a 885 defensores atacados y 63 asesinados en Colombia en 2015. ‘El Estado debe fortalecer su programa de protección, definir políticas de prevención, aumentar la capacidad de la Fiscalía General y acabar con la impunidad,’ dijo Sr Leather.

Estados como Noruega e Irlanda, así como las ONG Peace Brigades International y Oidhaco, subrayaron la necesidad de Colombia a mejor reconocer y proteger a los defensores/as de derechos humanos, dado los niveles alarmantes de asesinatos. Suiza y Amnistía Internacional, por su parte, coincidieron con SIDH que los que trabajan en cuestiones de derechos de la tierra - incluyendo líderes indígenas y afrodescendientes – enfrentan riesgos pronunciadas.

'Mientras trabajando reciénteme con este grupo de tenaces activistas en Colombia, me queda claro que existe otra gran amenaza al proyecto de paz en el país: el modelo de desarrollo actual,’ dijo el Sr Leather. 'Los que exigen sus derechos en el contexto de las empresas hoy en día son algunos de los más vulnerables. Conocí a mujeres defensoras amenazadas, afro-descendentes y líderes indígenas desplazados y los movimientos campesinos cuyos miembros han sido asesinados. Todo por haber querido evitar que los costos de algún proyecto económico sean la violación de derechos, la contaminación ambiental o la sangre.’

La declaración instó a Colombia a consultar extensivamente con la sociedad civil con respecto a la adaptación y ejecución de su Plan de Acción Nacional sobre empresas y derechos humanos, así como garantizar el derecho al consentimiento libre, consentimiento previo e informado, en particular en relación con los grandes proyectos de desarrollo.

Guatemala: Evitar la criminalización de los defensores/as

En la presentación del informe sobre Guatemala, Alta Comisionada Adjunta de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Kate Gilmore, expresó su preocupación por los altos índices de ataques contra defensores/as de derechos humanos, periodistas y líderes indígenas - particularmente cuando oponen a los megaproyectos -, así como la impunidad de que afecte a estos casos.

Alemania solicitó que Guatemala fortalezca las políticas para proteger a estos grupos, asimismo Noruega exigió mecanismos más eficaces para garantizar la participación de los grupos indígenas en la toma de decisiones, en particular sobre la explotación de recursos naturales, y expresó su aprensión por la penalización frecuente de los defensores/as de derechos humanos, al igual que Suiza. El año pasado, SIDH publicó un informe sobre los ataques y criminalización de los defensores/as que trabajan en empresas y los derechos humanos en el país.

Lamentablemente, Guatemala utilizó su intervención para cuestionar la confiabilidad, imparcialidad, objetividad y el alcance de la labor del ACNUDH en el país. La intervención, evocador de los últimos ataques de México hacia la ONU, criticó la metodología y las conclusiones de la Oficina, insistiendo que no existe una criminalización de los defensores/as de derechos humanos en el país.

Anabella Sibrian, de la Plataforma Internacional contra la Impunidad, expresó que los defensores/as son estigmatizados y detenidos por manifestarse contra los abusos, poniendo el legado de la Primavera de Guatemala en riesgo. Ella expresó su preocupación por la continua falta de liderazgo de las oficinas del ACNUDH en México y Honduras, mientras que su mensaje a la comunidad internacional con respecto a los defensores/as de derechos humanos en América Latina fue claro: ‘no nos abandonen’.

Honduras: garantizar la protección de los defensores de los derechos económicos, sociales y cultuales

El Alto Comisionado Adjunto prometió que todo se ha hecho para proveer personal lo más pronto posible en la Oficina en Honduras, y prometió un primer informe completo de parte de su representante en la 34ª reunión del Consejo. El delegado de Honduras dio la bienvenida al fortalecimiento de la presencia del ACNUDH en el país, reiteró la solicitud del Presidente de la Oficina para apoyar la investigación de la recientemente asesinada defensora indígena Berta Cáceres y dijo 'queremos subrayar nuestro compromiso con los derechos humanos, y en particular a los defensores de derechos humanos'. En 2015, SIDH informó sobre los riesgos que enfrentan a los defensores/as de derechos económicos, sociales y culturales en el país.

Hablando después de la sesión, Sr Leather dijo 'Colombia, Guatemala y Honduras son tres lugares muy peligrosos para la defensa de los derechos humanos, en particular los derechos a la tierra en contra de los intereses comerciales. Las preocupaciones planteadas hoy sólo sirven para subrayar la necesidad de que el Consejo apruebe una firme resolución sobre los defensores de los derechos económicos, sociales y culturales en esta sesión, igualmente que los países en cuestión fortalezcan sus leyes, políticas y prácticas de protección para los defensores/as trabajando en el contexto de las empresas y los derechos humanos, de manera que se respeten plenamente las aportaciones de la sociedad civil’.

SIDH seguirá vigilando la situación de los defensores/as que trabajan en empresas y los derechos humanos en las Américas, después de ser coautor de un informe regional sobre el tema en octubre de 2015.

Para obtener más información, póngase en contacto con Ben Leather b.leather@ishr.ch o +41 787794859

Category:

Region
  • Latin America and Caribbean
Topic
  • Human rights defenders
Mechanism
  • UN Human Rights Council
Country
  • Colombia
  • Guatemala
  • Honduras